Viernes, 25 Septiembre 2015 05:19

Terapia cognitiva conductual: Un panorama.

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

     La Terapia Cognitivo Conductual (TCC) es un tipo de psicoterapia, que busca la solución o mejora de diversas dificultades, problemas o trastornos  psicológicos y psiquiátricos. Se la llama “Cognitivo-Conductual” porque se centra tanto en los patrones de pensamiento (cogniciones), como en los comportamientos o conductas. La TCC examina los comportamientos y patrones de pensamiento problemáticos, buscando modificarlos, conferirles una mayor racionalidad y funcionalidad. El concepto fundamental entiende que sus pensamientos, sentimientos, sensaciones físicas y comportamientos están interrelacionados, y que ciertos pensamientos y sentimientos pueden crear un círculo vicioso. Se trata de una forma de terapia focalizada, lo cual significa que durante los primeros encuentros se definirán los objetivos a lograr durante el tratamiento.

Dinámica

      Los objetivos de la terapia se definen en las primeras sesiones y son los que orientan el trabajo siguiente. El tratamiento se basa en un trabajo colaborativo entre el paciente y el terapeuta, que ofrece orientación, sugiere el uso de determinadas  técnicas o  tareas, así como un registro que se realiza entre las sesiones.
      El terapeuta mantiene entonces un papel activo, explica, pregunta, responde, sugiere. Se puede decir que se trata de una terapia activa, focalizada (en los objetivos que se acordaron al comienzo del tratamiento) y enfocada en el presente. La TCC se ocupa de los problemas actuales, en lugar de enfocarse en cuestiones del pasado. Es en el presente donde se buscan los distintos factores que generan y mantienen el problema; se buscan formas prácticas de mejorar su estado de ánimo sobre una base diaria. El objetivo es que el consultante sepa aplicar en su vida diaria las habilidades que ha aprendido durante el tratamiento y que se mantenga en el tiempo.
      La duración del tratamiento varía según el caso y las circunstancias, sin embargo al tratarse en un modelo focalizado, los tratamientos tienen una duración limitada. Es poco frecuente que un tratamiento se extienda más allá de los 2 años y muchos duran meses. Siendo la excepción el tratamiento de patologías crónicas.
 

Tratamiento

      Un tratamiento puede dividirse en tres grandes etapas: evaluación, tratamiento y seguimiento:
  • Durante la primera etapa, se trata de comprender tanto al paciente como a la problemática que lo llevo a la consulta. Es durante esta fase que se acuerdan los objetivos del tratamiento.
  • En la etapa de tratamiento se utilizan distintas técnicas y estrategias, teniendo como meta los objetivos definidos en la etapa anterior. Las técnicas utilizadas cambian en función de los objetivos, el paciente y las condiciones que atraviesa actualmente. La psicoeducación es un pilar fundamental de la TCC, de este modo, se le da al paciente toda la información posible sobre su problema, así como de los recursos que puede utilizar. Las técnicas que se emplean durante el tratamiento son explicadas para que el consultante conozca cómo llevarlas a cabo, que objetivo buscan, que resultados puede lograr, etc.
  • Al llegar a la tercera etapa, se trabaja fundamentalmente en prevenir recaídas y mantener los cambios logrados. La frecuencia de las sesiones es menor en este punto, ya que se trata de una instancia de prevención y control.
 

Algunas intervenciones

      Las técnicas utilizadas en el transcurso de la TCC son varias y se seleccionan y adaptan de acuerdo al tipo de situación que el paciente esté atravesando, así como a las posibilidades y deseos de éste. Las que menciono en los próximos párrafos son solo un pequeño ejemplo.
      Como mencione, la psicoeducacion tiene un rol fundamental, el paciente debe contar con toda la información posible. Ésto es, poseer información de calidad sobre el problema que lo llevó a la consulta, así como de las técnicas que se utilizan durante el tratamiento. Ésto brinda al consultante recursos que podrá utilizar durante su vida, más allá del fin de la terapia.
 
      También se trabaja enseñando a reconocer los estilos de pensamiento disfuncionales que puedan estar contribuyendo al problema que originó la consulta. Para esto es necesario entrenar al consultante para que sea capaz de reflexionar sobre su forma de pensar; se busca que la persona tenga una mayor capacidad para cuestionar las categorías con las que trabaja, detectando algunos patrones típicos de pensamiento que resultan disfuncionales.
      El registro de pensamientos es una técnica utilizada para detectar y poner a prueba pensamientos negativos o irracionales. El obtener evidencia sobre la validez o no de los pensamientos, permite reemplazarlos por otros más precisos o racionales.
      La programación de actividades placenteras es una técnica altamente eficaz, que suele utilizarese en casos de depresión. Puede aplicarse, por ejemplo, listando en papel una lista de actividades para realizar durante los próximos 7 dias.
 
    Técnicas para manejar el estrés y la ansiedad (como son el aprendizaje de técnicas de relajación o hacer frente diálogos internos negativos).
 

Aplicaciones

      La TCC tiene diversas aplicaciones, y su utilización está aumentando sostenidamente desde hace años. Estas aplicaciones abarcan el tratamiento de trastornos psicológicos y psiquiatricos, en lo que ha demostrado un alto grado de eficacia, como tambien casos de dificultades interpersonales, desarrollo personal, crisis vitales u otras formas de padecimiento emocional.
 
      Entre otros cuadros, se utiliza con eficacia en:
 
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Esquizofrenia
  • Fobias (como puede ser la agorafobia o la fobia social)
  • Pánico
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastornos de abuso de sustancias
  • Trastornos de la alimentación
  • Trastornos de la personalidad
  • Trastornos del sueño
 

Respaldo científico

      Esta terapia cuenta con un amplio respaldo científico, lo que constituye el motivo por el cual hoy en día es la primera elección para una gran cantidad de trastornos. Constantemente se publican nuevos estudios que respaldan la eficacia de este tipo de terapia y se desarrolla nuevas estrategias para abordar los distintos casos. De la misma forma, se estudia qué tipo de intervenciones o tratamientos son los mas eficaces en cada situación, de forma que el paciente pueda beneficiarse de los mejores recursos disponibles.
 
Visto 16657 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Marzo 2018 21:34
Inicia sesión para enviar comentarios